Cápsulas de bienestar

En esta sección compartimos contigo ideas y consejos para encontrar balance y armonía en tu vida. Te invitamos a descubrir estas cápsulas de bienestar que hemos desarrollado para ti.




Es hora de planear…

Es hora de planear…

Ya nos adentramos en el año 2019. Dejamos atrás las fiestas y despedimos un año más, con ello se queda todo lo bueno, lo malo, lo que se pudo hacer y lo que aún tenemos deseos de completar. Usualmente sucede que nos sentimos insatisfechos porque creemos haber cumplido menos propósitos de los que teníamos planificados originalmente y es ahí donde se encuentra la verdadera importancia de invertir en soñar, delimitar metas, objetivos o cambios y, por supuesto, sembrar esperanza para el nuevo año que inicia.

Es tiempo de agradecer

Es tiempo de agradecer

Se acerca el fin de año y con ello las prisas, convivios, compras de regalos y un alto tránsito vehicular que puede agotarnos; hasta parece que es una época de la que a veces huimos, sin embargo, todos la esperamos y añoramos, incluso con nostalgia, por lo que fue, por quienes ya no están presentes, por lo que no pudo ser o por lo que deseamos cambiar.

Mindfulness

Mindfulness

Mindfulness o “atención consciente” es la práctica en la que podemos tomar conciencia del momento presente, de cómo nos movemos, sentimos, respondemos o reaccionamos a distintos estímulos y sucesos de nuestra vida. Se ha hablado mucho sobre este tema, desde cursos, tutoriales o videos y, aún así, es difícil comprender el alcance y la importancia de vivir con atención plena en cada momento.

Más allá de la piel

Más allá de la piel

Somos sustancia, y también algo más. Algo más que traspasa las fronteras de la piel, de lo visual, de lo tangible. Somos emociones y sentimientos, somos estados de ánimo y además, sujetos influenciables al cambio. Somos lo que vemos y lo que sentimos, lo que creemos y lo invisible. Es decir, somos más allá de la piel y de lo palpable.

La importancia de escuchar

La importancia de escuchar

“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.”  - Winston Churchill

En el ir y venir de la vida,  pareciera que solamente tenemos tiempo para oír y no para escuchar. Hay tanto que hacer, tantas metas en el trabajo, objetivos en nuestro núcleo familiar, además de los retos propios. Nuestra cabeza se llena de mucho material y ya no generamos los espacios para escuchar o que nos escuchen.

La comunicación efectiva, con una persona a quien no escuchamos, es imposible. Escuchar activamente,  es un reto que hoy en día tenemos todos, para mejorar nuestras relaciones con aquellos que nos rodean.

Experiencias

Experiencias

“Aprende a ser feliz con lo que tienes, mientras persigues lo que quieres.“

Jim Rohn 

No importa si se va por tren, avión o a jalón: se puede llegar al mismo lugar. El destino  puede ser el mismo: lo importante es disfrutar el caminoLa emoción, la experiencia, y el aprendizaje, están íntimamente relacionados. Se vive en el camino, sin importar cómo nos estamos movilizando.

Tengo miedo

Tengo miedo

El miedo existe como mecanismo de defensa para que el ser humano pueda ponerse en alerta y tomar decisiones, existen razones científicas que explican lo anterior, su importancia en la sobrevivencia y la evolución.

Armonía en medio de la adversidad

Armonía en medio de la adversidad

¿Es posible crear armonía en medio de la adversidad ?  Pocas cosas en la vida están bajo nuestro control y muchas veces caemos en la tentación de querer controlarlas, generando mucha frustración.

Disfrutando el proceso

Disfrutando el proceso

En cada etapa de la vida el éxito se define de manera distinta para cada quien y es por eso que los retos que debemos enfrentar también varían para cada persona. Sin embargo, a pesar de las diferencias en las metas y en los obstáculos por superar, existe un factor en común: el proceso.

Descubre tu Esencia

Descubre tu Esencia

Nuestra esencia es todo aquello que no se ve. Lo que llevamos dentro luego se refleja en lo que mostramos por fuera. Las flores, por ejemplo, no florecen a menos que estén sanas de raíz. Pero, ¿cómo nos aseguramos de estar sanas de raíz nosotras también? Para florecer, nuestra esencia – el mundo interno que llevamos dentro – debe fluir y estar sano.