Creemos espacios para nosotros

¿Has pensado que, en ocasiones no cuestionamos nuestro diario vivir?, el tiempo se acaba y los días van pasando uno tras otro… Amanecemos, cumplimos las tareas matutinas, nos dirigimos al lugar de trabajo o estudio, realizamos las labores necesarias y así los días finalizan para arrancar el siguiente y desempeñarlo de la misma manera. El tiempo transcurre minuto a minuto y nosotros enfocados en hacer justo lo que “debemos hacer”.

Este mes, deseamos compartir contigo una reflexión: trata de crear espacios cada día, pequeños momentos para dar el primer paso y comenzar, cuestiónate si lo que haces te gusta, si estas satisfecho o no; si no estás a gusto con lo que haces, analiza: ¿qué harías?, ¿cuál es tu trabajo soñado?, ¿cómo quisieras generar impacto? o, ¿cómo quisieras ser recordado?

Las interrogantes anteriores nos permitirán visualizar el panorama desde otro ángulo y orientar nuestras energías hacia una vida con propósito, o con un camino más claro y determinado. Por otro lado, también abre la posibilidad de encontrar un sentido a todo lo que hacemos, a nuestra carrera, profesión o a las tareas que muchas veces desempeñamos de forma automatizada.

No olvides que, al resolver dichas inquietudes estaremos aprendiendo a conocernos en un nivel muchísimo más profundo y podremos lograr un equilibrio mental. La introspección siempre es una opción acertada para colocar una brújula y señalar la dirección correcta.

Finalmente, deseamos invitarte a propiciar esos espacios de meditación y observación, abre un diálogo interno para redireccionar caminos que a la larga te harán sentir mayor plenitud y felicidad.