Disfrutando el proceso

Soñar con el éxito implica superar retos.

En cada etapa de la vida el éxito se define de manera distinta para cada quien y es por eso que los retos que debemos enfrentar también varían para cada persona. Sin embargo, a pesar de las diferencias en las metas y en los obstáculos por superar, existe un factor en común: el proceso.

 El camino hacia nuestros sueños

Aunque bien dice el refrán, cuando no conocemos el camino cualquiera que agarremos nos lleva¸ lo es cierto que no siempre sabemos cuál camino tomar. Muchas veces no tenemos idea de qué queremos o hacia dónde vamos y es justo en ese momento de incertidumbre en donde la mejor práctica es la reflexión. Al reflexionar sobre nuestras motivaciones se hacen más claros nuestros sueños – y es así como podemos comenzar a trazar nuestro camino al éxito. Cuando logramos identificar qué nos motiva a estar más cerca de nuestro sueño, es más fácil visualizar el camino que queremos tomar para llegar a la meta.

 Aceptar los obstáculos

Cumplir los sueños no es tarea fácil, de lo contrario no serían aspiracionales. Parte del éxito – una gran parte – implica sobrepasar los obstáculos que se nos presentan en el camino a cumplir nuestros sueños. Estos obstáculos pueden ser difíciles e incluso pueden desmotivarnos a seguir el proceso, pero son justo estos obstáculos los que más nos hacen crecer. Ya sean retos profesionales o personales, al superar las dificultades del proceso estamos aprendiendo algo nuevo sobre cómo resolver, cómo ser mejores personas y cómo aceptar los obstáculos como parte esencial del camino.

 Lo logré, ¿y ahora?

Cuando establecemos metas en nuestra vida y logramos alcanzarlas experimentamos una siguiente etapa del proceso que podríamos definir como de evolución, ya que un sueño nunca es el fin del camino. Los humanos somos seres en constante movimiento, en constante cambio, y esto nos da la capacidad de crear y re-inventar lo que hemos creado. Nuestro espíritu siempre va en busca de más. Es así como el tener una vida con propósito no significa vivir por una sola razón, sino saber que tenemos la capacidad ponernos metas y el poder de cumplir lo que nos proponemos.

Por eso las invito a que se atrevan a soñar y a disfrutar de cada etapa del proceso, encontrando su balance y bienestar personal, encontrando la esencia de su vida.