Mindfulness

Mindfulness o “atención consciente” es la práctica en la que podemos tomar conciencia del momento presente, de cómo nos movemos, sentimos, respondemos o reaccionamos a distintos estímulos y sucesos de nuestra vida. Se ha hablado mucho sobre este tema, desde cursos, tutoriales o videos y, aún así, es difícil comprender el alcance y la importancia de vivir con atención plena en cada momento.

Nuestra mente viaja muy rápido, tanto al pasado como al futuro; pensar en el pasado nos puede generar recriminaciones, reproches o satisfacciones y, pensar en el futuro puede desencadenar sentimientos de ansiedad, miedo, angustia o esperanza; independientemente del caso, vivir en el pasado o en el futuro nos priva la oportunidad de prestar atención al presente y disfrutarlo.

Sabemos que, en ocasiones es necesario aprender lecciones del pasado, anticiparnos y planear el futuro, pero, el problema inicia cuando la mente empieza a generar historias propias, se imagina cosas y dimensiona otras que no están ocurriendo y están fuera de la dimensión real.

Así como la mente viaja tan rápidamente, a veces nos traiciona con pensamientos negativos que drenan nuestra energía, producto de vivir en otro plano. Sin embargo, la buena noticia es que podemos aprender a dominar y entrenar la mente.

Controlar el arte de vivir conscientemente requiere esfuerzo, dedicación y, sobre todo, estar dispuestos a dirigir nuestra atención al ahora, para alcanzar una plena presencia y entrega total a gozar, aprender, apreciar o simplemente, vivir la experiencia que nos está afectando hoy.

Convencernos que lo que tenemos ahora es lo único que realmente importa es de gran ayuda para enfocarnos y ubicarnos en el aquí y ahora. A continuación, te dejamos algunos pasos que te ayudarán a trasladarte al presente:

  1.     Asegúrate de tener cuerpo y mente en el mismo lugar.
  2.     Escucha con toda atención lo que te rodea.
  3.     Aprecia cada cosa con la que cuentas, ya sea material o experiencia.
  4.     Trata de apartar pensamientos negativos y enfócate en los positivos.
  5.     Agradece lo que tienes hoy.

Recuerda, la mente solo puede pensar en una sola cosa a la vez, si transformamos nuestros pensamientos, aprendemos a enfocarnos en el presente.